lunes, 12 de agosto de 2013

Compañera


Gracias Lunita, 
por acompañarme esos días.



Vuelvo a ser yo. Sin más y sin volver la vista, volví a ser yo y tu compañía me trajo un buen momento, caminar bajo la lluvia, aunque fuera un momento, mirar las lluvias y sentir el viento, caminar, sólo las gotas corrían con un poco de prisa, caminar, sólo el tiempo se movía, presto como siempre. 
Sin más, sin volver la vista y paso alegre, un poco el cansancio, un poco el pasado, sólo el día andaba urgido por marchar, sólo las nubes marchaban solemnes, sólo el corazón hacía música entonces. Sólo sus notas alcanzaban mis ilusiones. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario